Consejos para recibir el sagrado mes de Ramadán

Consejos para recibir el sagrado mes de Ramadan

El Sheij Taha Fathy Hendy, Imán de la mezquita del Centro Cultural Islámico de Valencia, ofrece una serie de consejos para recibir y pasar Ramadán en el contexto europeo y, por segundo año, de pandemia del Coronavirus. Lee, interioriza y comparte:

1. Ponte un único gran objetivo

Ponte un único gran objetivo como, por ejemplo, librarte de las faltas o perseverar en la obediencia. Trabaja bien durante el sagrado mes para alcanzar tu objetivo y mantenerlo, ejercitándote, suplicando y poniendo toda tu buena intención.

2. Identifica los propósitos del ayuno

Identifica los propósitos del ayuno en ti mismo, interiorízalos, y esfuérzate en aplicarlos en forma de proyectos prácticos.

3. Adorna tu hogar.

Adorna tu hogar junto a tus hijos, creando un ambiente festivo para recibir el sagrado mes de Ramadán. Estos adornos son la forma más importante para hacer que tus hijos sientan la alegría de la llegada del Ramadán, especialmente en el contexto de vivir en un entorno no musulmán.

4. No participes en la desunión.

No participes en la desunión con una palabra, una proclamación u opinión. Adopta las decisiones que toma tu mezquita y tu imán respecto a los horarios establecidos y los festivos, aunque no sean de tu agrado, en pro de la unión y en contra de la sedición. Trabajemos por la unidad en el seno de la familia, la mezquita y la ciudad.

5. Entrena a tus hijos a ayunar.

Entrena a tus hijos a ayunar las horas que se ajusten a sus edades, su fuerza física y sus deberes escolares (si aún no están en edad de ayunar) pero sin obligarlos. Si tus hijos no han llegado aún a la pubertad, no les obligues a ayunar. Si están en la edad de ayunar, deberían cumplir con su obligación, pero si les cuesta por debilidad física, problemas de salud o grandes dificultades para desempeñar sus estudios, pueden no ayunar con la condición de recuperar esos días durante el invierno bajo tu supervisión.

6. Que el efecto del ayuno se manifieste en tu puesto de trabajo.

Que el efecto del ayuno se manifieste en tu puesto de trabajo en forma de perfeccionamiento, buen trato y disciplina. Serás como un libro abierto sobre el ayuno, que muestra sus efectos en el trabajo y la vida, ante los ojos de tus colegas no musulmanes.

7. Respeta las reglas y los protocolos sanitarios

Respeta las reglas y los protocolos sanitarios que sirven para protegerte y proteger a los demás del coronavirus, y aplica la jurisprudencia de tu mezquita en la oración y el ayuno. Si no puedes rezar en la mezquita, hazlo con tu familia en tu hogar. "Haced de vuestras casas lugares de culto y haced el salat." CORÁN 10:87

8. Evita desperdiciar alimentos y bebidas

Evita desperdiciar alimentos y bebidas y colabora con las organizaciones que ayudan a los hambrientos y pobres de todo el mundo. Deja que tus hijos se impliquen para fomentar en ellos el espíritu de empatía hacia los necesitados y el esfuerzo para aliviarlos.

9. Reúne a la familia para recitar el Corán

Reúne a la familia para recitar el Corán de forma breve. Enséñales a recitar correctamente, revisa con ellos lo aprendido, o cuéntales una historia coránica adaptada a su edad, idioma y entorno, pues el ramadán es el mes del Corán.

10. Organiza con tu esposa un calendario de tareas para poder adorar y obedecer a Allah.

Tu esposa tiene el mismo derecho que tú de adorar y obedecer a Allah, así que organiza con ella un calendario de tareas para presenciar los rezos de Tarawih si está permitido en tu ciudad. Si no es el caso, ayúdale a rezar en su casa, y deja que nuestro profeta sea tu modelo y ejemplo a seguir en su servicio a su familia.

11. Toma la opinión de los organismos e instituciones de fatwas colectivas en Europa.

Toma la opinión y fatwas de los organismos e instituciones de fatwas colectivas en Europa y no tengas en consideración las fatwas del extranjero, ya que los juristas de Europa conocen más que nadie tu realidad y tu entorno, a parte de los aspectos legales y religiosos.

12. Ten mucho cuidado con los asuntos que te alejan de la obediencia de Allah.

Ten mucho cuidado con los asuntos que te alejan de la obediencia de Allah. El teléfono, la televisión y el exceso de sueño son algunos de los más importantes. Establece un tiempo determinado para el uso del teléfono, y elige un programa de televisión significativo que no te distraiga de la obediencia y no te lleve al pecado.

Oh, Allah, inclúyenos entre aquellos que se arrepienten y se purifican, y haznos alcanzar el mes de Ramadán.

Volver a Noticias

Atención

Cerrar