Vamos a hacer frente al invierno

Vamos a hacer frente al invierno

Sin mantas. Sin ropa de abrigo. Sin comida. Durmiendo en el suelo. Sin un lugar seguro donde vivir. Así es el invierno para miles de personas.

Dona Ahora

La verdad del invierno. El invierno es así

Debido a la guerra, la violencia y la persecución, 70.8 millones de personas viven fuera de sus hogares, 41.3 millones de ellos como desplazados internos.

Para estas familias, la suma de factores como las bajas temperaturas, la desnutrición, enfermedades causadas por el frío, la falta de trabajo, vivienda, ropa de abrigo y algún sistema para calentarse pueden hacer que el invierno sea aún más mortal.

Para ellos, el invierno es así

Human Appeal llevamos siendo una mano amiga para miles de personas necesitadas desde hace casi 30 inviernos. Solo el año pasado, nuestra campaña de invierno ayudó a 50.000 personas de 8 países. Juntos, podemos salvar a muchos más. Donando Cualquier cantidad en el fondo de Invierno 2019 colaborarás con la distribución de comida y artículos para combatir el frío en Siria, campamentos de refugiados sirios en El Líbano, Palestina, Yemen y Marruecos.

Para orientar,

  • Por 50€ proporcionarás un pack de alimentos a una familia de 4 personas para que puedan comer caliente durante los días más fríos del año (familias más numerosas reciben dos packs)
  • Por 120€ proporcionarás un kit de invierno, que incluye mantas, ropa de abrigo, colchones y combustible a personas que no
    viven en las condiciones necesarias para sobrevivir a los meses más fríos.
  • Por 50€, proporcionarás ropa de invierno a familias necesitadas en Palestina. Los beneficiarios reciben un cheque y pueden gastarlo comprando la ropa que necesiten y más les guste en tiendas colaboradoras, apoyando también la economía local de la zona.

"La realidad del invierno."

Donación rápida al fondo de Invierno 2019-2020

Elige moneda y cantidad a donar

"El año pasado, ayudamos a más de 50.000 personas"

El pasado invierno, ayudamos a 50.000 personas

El año pasado, proporcionamos ayuda de emergencia de invierno a 390 familias en Yemen, y a 300 familias sirias refugiadas en Jordania. En Bangladesh, 1.000 refugiados Rohingya recibieron ayuda de invierno, igual que 357 familias sin cabeza de familia y 1.295 individuos en Pakistán. En El Líbano, 400 refugiados recibieron packs de invierno y 1.625 familias pudieron calentarse gracias al combustible para calefacción que les entregamos. En Palestina, gracias a tu generosidad, vestimos con ropa de abrigo a 503 niños y un total de 14.748 personas recibieron ayuda de emergencia en Siria. En Marruecos, gracias a tu generosidad, decenas de familias recibieron mantas dobles en la fría zona del Atlas.

Así es el invierno

Llevando calor hasta 5 países:

En esta campaña de invierno, Human Appeal España vamos a trabajar en 5 países:

  • Siria – Donde se enfrentan a su séptimo invierno en guerra. Millones de personas viven desplazadas de sus hogares, en campamentos nada preparados para el frío, la lluvia y la nieve.
  • El Líbano – Donde se refugian cientos de miles de personas que abandonaron Siria huyendo del conflicto. Allí siguen viviendo en campamentos, en tiendas y chabolas donde luchan cada invierno por sobrevivir a las bajas temperaturas y a las tormentas como Norma, que azotó la zona montañosa del país el año pasado.
  • Yemen – Donde viven una situación extrema debido al conflicto bélico, el hambre, la propagación de enfermedades y el bloqueo. Todo esto puede empeorar al añadirse la bajada de temperaturas del invierno.
  • Palestina – Miles de familias viven desplazadas lejos de sus hogares en Palestina, y bajo un conflicto continuo y un bloqueo económico que significa carestía, incremento de precios de productos básicos y una tasa de paro altísima.
  • Marruecos – En las zonas altas del Atlas, la nieve y el frío azota a familias pobres que además ven como el trabajo y las oportunidades de desarrollo también decrecen durante el invierno.

El invierno es así.

La idea que tenemos de estos países puede ser que son calurosos, pero sucede algo similar a lo que pasa en España: los inviernos pueden ser muy fríos en varias de sus provincias.

En Siria y Líbano (especialmente en las montañas más cercanas a la frontera con Siria, que es donde se ubican la mayoría de los campamentos par refugiados), el invierno es duro, con tormentas de nieve y lluvia bastante continuas, y temperaturas bajo cero.

En Palestina, en invierno se llegan a mínimas cercanas a los cero grados. Para las miles de personas que viven en casas o chabolas mal acondicionadas, esta temperatura puede ser mortal si no tienen con qué cubrirse.

En el Atlas de Marruecos, las montañas se cubren de nieve cada invierno, y el frío y la humedad son constantes en las zonas más altas.

En Yemen, los inviernos alcanzan temperaturas de menos de 10ºC, con escarcha y vientos húmedos. Para una población que sufre los estragos de la guerra y de diversas hambrunas ya sea en sus ciudades o desplazados, el frío se convierte en un serio problema.

El invierno es así: la estación en la que la supervivencia es más difícil para las personas refugiadas y desplazadas, y las que viven en lugares no adecuados para el frío. Vamos a hacer frente al invierno y dar calor a estas personas.

Dona Ahora

Error

Cerrar